La Segunda B arranca con morbo y preocupación


Tambien te puede interesar

KTwitter Noticias

Noticia destacada: ?? Seis razones por las que deberas empezar a usar Brave y abandonar Google Chrome

La Segunda B arranca con morbo y preocupación

2 days ago 1

Compartir en Redes Sociales

El balón vuelve a rodar para el fútbol no profesional. Un alivio para futbolistas que llevaban meses en ERTE y sobreviviendo con lo mínimo (los millones son cosa de la élite; este es un fútbol más modesto, aunque les da en la mayoría de casos para no tener que compaginarlo con otro trabajo) y para clubes que hacían malabares para evitar echar el cierre. Aunque todavía con apuros, la Segunda B vuelve y lo hace de una manera atractiva y con cierto morbo en la primera jornada.

El formato, un poco enrevesado, le dará emoción a una liga que aumenta de 80 equipos a 102 y que se reparten en cinco grupos. Estos, a su vez, se dividen en dos subgrupos de 10, salvo en dos casos (el 2A y 3A), que contarán con 11. En la primera fase se jugarán 18 partidos, donde los equipos de cada subgrupo se enfrentarán a ida y vuelta. Los tres primeros de cada subgrupo quedarán automáticamente clasificados para la Primera RFEF (categoría intermedia entre la Segunda y la Segunda B que se creará la próxima temporada) y optarán en las siguientes rondas por ascender a LaLiga SmartBank. Pero sólo cuatro obtendrán el 'Gordo'. Los que queden entre la 4ª y 6ª posición (o 7ª en caso de los grupos 2A y 3A) se clasifican a la fase de ascenso a la Primera RFEF. Y los que queden entre la 7ª y la 10ª (8º y 11º en el 2A y 3A) jugarán la fase de permanencia.

Para darle mayor interés, la primera jornada trae varios reencuentros. Hoy, David Albelda, entrenador del Atzeneta, se medirá al Mestalla, filial del Valencia, equipo del que fue capitán. Y mañana, Iván Helguera, que debuta en el banquillo de Las Rozas, recibirá al Castilla de Raúl. Doble reencuentro. Pero en Segunda B, cantera de grandes futbolistas y entrenadores, también habrá otros rostros muy conocidos: Dani Güiza y Granero, jugadores del Sanluqueño y del Marbella, respectivamente; o Xabi Alonso en el banquillo del filial de la Real Sociedad y Salva Ballesta en el del Algeciras.

Pero también habrá otros grandes actores que hará que esta temporada se enganchen más aficionados al fútbol modesto, al que conserva gran parte de la esencia del fútbol de siempre. El Deportivo y el Numancia vuelven al barro de la Segunda B y se postulan para dar guerra en su objetivo de regresar a las categorías profesionales. Para ello tendrán que ir con humildad ante la difucultad de esta categoría. Que se lo digan otros históricos que también creyeron que iba a ser fácil y no lo fue: Córdoba, Real Murcia, Recreativo... Racing y Extremadura también se postulan para el ascenso, como también lo hace el Atlético Baleares, el Ibiza, la Cultural y el Marbella. Tampoco hay que quitar el ojo de clubes cuya propiedad está en manos de futbolistas de Primera y Segunda División. Hablamos del Andorra de Piqué, el DUX Inter de Madrid de Courtois y Borja Iglesias o el Majadahonda de Alejandro Arribas.

Además, la Segunda B y la Tercera servirán, para envidia de los clubes de Primera y Segunda, como experiencia piloto para meter a aficionados en las gradas. No es una decisión que se haya tomado como experimento, más bien por desentendimiento y descentralización en las decisiones. Mientras que el Consejo Superior de Deportes es el encargado de decidir si pueden entrar o no en los campos de LaLiga, son las Comunidades Autónomas las que deben hacerlo en el fútbol no profesional. Por este motivo, campos como Riazor o el Sardinero contarán con miles de aficionados en sus gradas. Una decisión a la que hay que mirar las dos caras de la moneda. En primer lugar, existe el riesgo de contagio si no se cumplen estrictamente las medidas mientras España vive la segunda ola de la pandemia. Pero por otro lado, y al contrario que los equipos de Primera y Segunda que viven del dinero de las televisiones, la razón de ser y subsistir de los clubes modestos son sus aficionados. Sin la venta de entradas ni de abonos, sus cuentas no cuadran.

Partidos aplazados por la COVID

La segunda ola ya está causando estragos en la Segunda B. En la primer fin des semana de competición ya hay hasta cinco partidos que se han aplazado por culpa del COVID: Ebro-SD Logroñés, Tarazona-Osasuna B, Alcoyano-Hércules, Murcia-Recreativo Granada y Don Benito-Extremadura. Las bases de competición regulan cómo deben actuar los equipos en caso de positivo: "En Segunda División B, en caso de que uno de los miembros del club con licencia deportiva con dicho equipo diera positivo por Covid-19 deberá apartársele de los entrenamientos y de la rutina del equipo y los demás miembros con licencia deberán pasar imperativamente las correspondientes pruebas de Covid-19 en el plazo máximo de 5 días desde que se conociera el positivo. Si por cualquier razón no pudieran realizarse los test a los demás miembros con licencia, se aplicará lo previsto en el apartado anterior (Se deberán suspender de inmediato los entrenamientos y la participación en las competiciones hasta que quede acreditado que el resto de miembros con licencia de dicho equipo hayan dado negativo) . El mismo criterio se aplicará cuando los casos positivos sean superiores a 3 coincidentes en el mismo período de tiempo".

Si no se puede acabar la competición

La Federación, a raíz de haber suspendido la pasada temporada y las críticas que recibió por algunos clubes, ha decidido relgamentar qué pasará en caso de no poder terminar la temproada: "En aquellas competiciones o divisiones en que hubiera diversas fases (subgrupos, grupos y eliminatorias) si por cualquier circunstancia de fuerza mayor no pudiese finalizar la totalidad de la competición, es decir, la disputa de todos los partidos previstos desde el inicio, antes del 30 de junio, se someterá a la Comisión Delegada de la RFEF la resolución específica de la situación siempre teniendo en cuenta que para que puedan existir ascensos y descensos deberá haberse completado como mínimo el 50% de los partidos que correspondiera disputar para conseguir el objetivo o resultado competitivo fijado para la siguiente temporada (ascenso, descenso) y en caso de igualdad de situaciones se resolverá por coeficiente computado en la totalidad de los partidos disputados sumando todas las fases disputadas hasta el momento en que no se pudo seguir disputando".

Read Entire Article

Compartir en Redes Sociales

Noticia destacada: ?? Seis razones por las que deberas empezar a usar Brave y abandonar Google Chrome